Durante estos días es preciso que sigas algunos consejos básicos para no sufrir un peligroso golpe de calor que pueda llevarte a tener aún más calor:

  1. Vigila a los ancianos y a los bebés: si les ves caer fulminados significa que hace mucho calor y debes ponerte a la sombra.
  2. Córtate una mano. Si lo haces tu cuerpo se refrigerará por el agujero que quede en tu muñeca.
  3. No salgas a la calle en las horas de máximo calor (0:00-23:57).
  4. Prescinde, al menos por un día, de participar en la fiesta de cosplayers de Iron Man.
  5. Dispara a la persona que ocupe el único trozo de acera con sombra.
  6. Deshazte de los órganos internos que no sean imprescindibles.
  7. Recuerda no quedarte dentro del coche aparcado al sol y con el tubo de escape conectado a la ventanilla con una manguera.
  8. Reduce tu actividad física a 15 latidos por minuto.
  9. Consume ensaladas veraniegas ligeritas acompañadas de grandes cantidades de salsa mayonesa.
  10. Asume que, si sobrevives a un golpe de calor, hay otras mil maneras igual de efectivas de morir.