Kilian Jornet ha batido el récord de ascenso y descenso del Everest, fijándolo en 38 horas (26 hasta llegar a la cumbre). Estas son otras gestas históricas que ha realizado este deportista:

  • Corrió sin mascarilla por todos los países infectados por el virus Wannacry sin infectarse.
  • Fue a El Hormiguero y no se lo pasó bien.
  • Estuvo en Zaragoza y le pareció bonita.
  • Subió el K2 de espaldas, con un spinner en cada dedo y con Crocs.
  • Subió el Montblanc con chorretones en la cara y su madre persiguiéndole chupando un pañuelo para limpiarle.
  • Alcanzó la cima del Teide pidiendo indicaciones, a pesar de los gritos de los locales, que ellos definieron como “hablar normal”.