Remontadas históricas del Atlético de Madrid

¿PUEDE LLEGAR A LA FINAL DE LA CHAMPIONS EL ATLÉTICO DE MADRID?

Este miércoles el Atlético de Madrid se juega la temporada en el Vicente Calderón ante su eterno rival en el partido de vuelta de las semifinales de la Champions. ¿Podrán los de Simeone dar la vuelta al contundente 3-0 de la ida? Parece un imposible, el Atlético nunca ha ganado la Champions… sin embargo, la Historia está a su favor.

Repasamos las remontadas históricas del Atlético de Madrid antes de su enfrentamiento en Champions con el Real Madrid:

Atlético de Madrid – Olympiacos

La tan conocida por los seguidores rojiblancos como Batalla de las Termópilas será un punto de referencia hoy: el propio Vicente Calderón se puso al frente de los 11 jugadores y los 300 valientes aficionados que viajaron desde España para animar al equipo en Grecia. Los héroes atléticos, que salieron al campo sin camiseta y con los pectorales brillando al sol, plantaron cara al equipo más poderoso del mundo en aquel momento y que además venía de endosarles un cuatro a cero en casa. Al grito de “No pasarán” murieron todos (incluido don Vicente) en el infierno griego y fue el Olympiacos quien llegaría a la final que se jugaría en Atenas, pero por su hazaña don Vicente fue merecedor de que el estadio del Atlético pasara a llevar su nombre.


Atlético de Madrid – England Army

El Atlético llegaba a Londres con su equipo de gala, la denominada Armada Invencible, dispuesto a dar la vuelta al marcador desfavorable que traían de Madrid. Por desgracia, una terrible tormenta impedía el desembarco de los rojiblancos y la plantilla al completo del Atlético, sin camiseta y con los pectorales brillando al sol, fallecía ahogada en el Canal de la Mancha. Aquel luctuoso acontecimiento fue el que provocó que Jesús Gil dijera la famosa frase: “No envié a mis hombres a pelear contra los elementos y tal y tal”.


Atlético de Madrid – Tropas napoleónicas

El 2 de mayo es una fecha muy especial para los atléticos. Ese día celebran que fueron los únicos en plantar cara a los franceses: ni Real Madrid, ni Barcelona, ni Sevilla, totalmente entregados al dominio gabacho, fueron capaces de pasar de octavos en una copa de Europa dominada por Napoleón. Sin embargo, con un Luis Aragonés y una Agustina de Aragón pletóricos, sin camiseta y con los pectorales brillando al sol, el Atlético se quedó de nuevo a las puertas de la final después de que Napoleón y sus chicos fusilaran el 3 de mayo a toda la plantilla atlética.


Atlético de Madrid – Adolf Hitler

El resultado de la ida era un 0-5 a favor de Hitler y nadie daba un duro por los rojiblancos. Todo estaba en su contra: las juventudes hitlerianas animaban desde los búnkeres lanzando las consignas diseñadas por la Gestapo mientras las SS arrojaban judíos al campo. Pese a eso el once de gala del Atlético de Madrid, sin camiseta y con los pectorales brillando al sol, desembarcaba en Normandía con la fe en sus posibilidades intacta. Fue un partido de poder a poder en el que varios jugadores no pudieron terminar el partido por culpa de las lesiones: varias piernas amputadas, brazos arrancados de cuajo, el césped regado con las tripas de los valientes… Pero no fue en vano: gracias al sacrificio Atlético luego el equipo ruso, Spartak de Moscú, lograría ganar la gran final celebrada en Berlín.


Atlético de Madrid – Hiroshima Redskins

Partido que terminó antes del pitido del árbitro cuando Little Boy, una bomba de uranio enriquecido, invadía el terreno de juego sin camiseta y con los pectorales brillando al sol provocando la suspensión de un partido que claramente se estaba decantando del lado colchonero.


Atlético de Madrid – Hacienda

Choque épico en el que la Agencia Tributaria a punto estuvo de doblegar a la escuadra rojiblanca poniendo al descubierto una deuda con la Hacienda Pública de más de 200 millones de euros. El contable del Atlético, sin camiseta y con los pectorales brillando al sol, respondió presentando la mayor cantidad de impresos del modelo 111 que se recuerda. Gracias a eso, en este momento al equipo colchonero ya sólo le quedan por pagar 45 millones de euros, que está previsto que abonen próximamente al grito de ¡Aúpa Atleti!