Miles de taxistas españoles han tenido que recurrir a Uber para poder llegar a la estación de Atocha, en Madrid, donde este mediodía se ha iniciado la marcha de protesta del sector del taxi por la “competencia desleal” que, a su juicio, representan las empresas de vehículos de alquiler con conductor como la propia Uber o Cabify.

Debido a la huelga, los taxistas convocados de toda España no han tenido otra opción que descargarse las aplicaciones de estas compañías que usan licencias VTC para solicitar sus servicios y poder llegar a tiempo al punto de encuentro de la protesta contra las compañías que usan licencias VTC. La marcha terminará en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, donde cientos de conductores de Uber estarán esperando a los taxistas para llevarlos a sus casas después del evento.

Numerosos profesionales del taxi se han mostrado contrariados tras su primer viaje a bordo de la competencia. “Hay botellitas de agua y revistas para leer”, explicaba uno de los conductores en huelga. “Botellitas de mierda y revistas para pijos”, matizaba después al ver cómo le miraban sus compañeros.

Se prevé que mañana por la mañana la situación dé un vuelco y sean los chóferes de Uber y de Cabify los que tengan que recurrir a los taxis de toda la vida después de que los taxistas hayan quemado y volcado sus coches durante las protestas de hoy.