Sevilla 1-1 Real Sociedad

Sevilla y Real Sociedad lo dieron todo en un encuentro lleno de oportunidades con la vista de ambos puesta en Europa. Pelearon como dos hijos que luchan por el amor de su madre, que es la Champions. Y es que para entrar en la Champions hay que sufrir. Como siendo madre. Las madres sufren mucho por sus hijos, las que más. Nadie sufre tanto como una madre.

Sporting 1-0 Las Palmas

El Sporting se jugaba una semana más su permanencia en Primera. Y parece conseguirlo. Pero no nos confundamos: el gol de Carmona no hace sino retrasar lo inevitable. Más pronto o más tarde todo el mundo termina bajando a Segunda. Igual que antes o después sabes que perderás a tu madre y la echaras de menos, y a ver qué haces cuando ya no esté. Dirás “Ay, por qué no la llamaría más; podría haber ido todos los domingos a comer con ella a su casa, qué me costaba”. Y será tarde.

Atlético 1-0 Eibar

El Atlético de Madrid logra un gran resultado después del varapalo en Champions: se ve que Simeone se quitó la zapatilla y les dijo a los suyos “como vaya ahí os vais a enterar” y los jugadores salieron a darlo todo, como debe ser. Simeone es como una madre de las que te advierten que hay que tomarse el zumo rápido porque si no se van las vitaminas. Aunque vaya con la pulpa. En la pulpa está lo mejor.

Barcelona 4-1 Villarreal

El tridente de Neymar, Messi y Suárez funcionó a la perfección, pero ya se sabe: cuidado con según qué amistades, eh. Que ya sabemos lo que le gusta la fiesta a Neymar y tú eres muy influenciable y enseguida te lían y hay que tener un poco de personalidad, porque ¿qué pasa si tus amigos se tiran de un puente? ¿Tú también te tiras? Pues no.

Granada 0-4 Real Madrid

Los jugadores del Granada no salieron abrigados al campo, que ya me dirás tú qué les costaba ponerse una rebequita encima de la camiseta, y claro, van a cuerpo, se enfrían y pasa lo que pasa. Luego no me vengas llorando con que el Real Madrid me ha marcado cuatro goles, porque yo ya te lo advertí.

Alavés 1-0 Athletic

Al Alavés le costó encontrar el gol. Estuvo todo el partido diciendo “no encuentro el gol, no encuentro el gol”, y al final me harté y le dije: “Mira, que voy yo y lo encuentro”. Y lo encontré. Si es que eres un desordenado.

Valencia 4-1 Osasuna

Ay, ese Osasuna. Mira que yo lo veía venir. Pero claro, como a mí nadie me hace caso. Y ahora ya descendido. Y no deja de perder partidos. Un día me matáis del disgusto. Así os lo digo.

Deportivo 1-2 Espanyol

Duelo entre equipos blanquiazules, lo que obligó al Espanyol a jugar con la segunda equipación, totalmente negra con los números en amarillo. Que yo no es por criticar pero el negro ese se mancha con nada y os tiráis por el suelo y luego es a mí a la que le toca frotar. Y yo sólo digo una cosa: ¿Te has creído que soy tu criada? Pues estás muy confundido.

Málaga 3-0 Celta

O sea, ¿que te dejamos ir el domingo a Málaga con tus amigos y vuelves con tres goles que te han metido? Yo no digo nada, pero verás cuando se entere tu padre.