Cena en casa de mi madre

«Buena comida, mala atención personal»

Acudí a cenar a casa de mi madre por recomendación de mi padre. Y la verdad es que me fui muy decepcionada. Aunque la comida es buena, la atención al cliente deja mucho que desear. Nada más llegar me hicieron poner la mesa. Después tuve que aguantar que los dueños del local discutieran por el volumen de la televisión. Durante la cena me atiborraron a preguntas personales. A pesar de que el precio es muy asequible, no compensa. No volveré.

CRISTINA LÓPEZ


Altercado en el barrio del Raval

«Espectacular comienzo, decepcionante final»

★★★

El otro día acabé en el barrio del Raval durante un paseo nocturno. Había gritos y mucha tensión. Las sirenas de la policía ensordecían todo. Incluso vinieron los bomberos. Era algo realmente espectacular. El ritmo del altercado era frenético y los giros eran sorprendentes, como cuando una señora me empezó a increpar. La tensión en el ambiente estaba muy bien lograda, pero el final fue decepcionante. Ni heridos, ni detenidos, ni nada. Si el Raval quiere mantener su fama, necesita altercados más consistentes, más dramáticos y con finales más redondos.

MANUEL FERNÁNDEZ


Iglesia del Santo Corazón de Horta

«Las mejores hostias de Barcelona»

★★★★

Ya había estado hace un año en esta iglesia y la verdad es que el cura me gustó mucho. Pero lo mejor sin duda son las hostias que tienen. Son crujientes y sabrosas. Es como meterte en la boca un trozo de cielo. Si no le doy cinco estrellas es porque no te dejan repetir. El precio es muy razonable, a mí me dieron una a cambio de tres Padres Nuestros y un Ave María. Eso sí, mientras esperaba por la hostia comprobé que el cura repetía las oraciones de la última vez, tendría que ampliar un poco el repertorio si quiere que vuelva.

CRISTÓBAL CAMPOS


La respiración de mi compañero de mesa en el trabajo

«Aire acompañado de humedad con un sonoro vaivén de mucosa»

Muy mal, la verdad. No es sólo que cada cierto tiempo emita un suspiro, es que cada vez que intenta convertir el oxígeno en dióxido de carbono emite un sonido húmedo, con grandes dosis de mucosa que se mete en mi cerebro y no me deja rendir en el trabajo. No lo recomiendo, la verdad. Al final del día estás deseando que acabe la jornada o que él deje de respirar.

FIDEL GARCÍA


La sardana

«Ayuda. Secuestrada en el interior de un círculo humano»

★★

(Traducción automática) Yo viene a ver típica danza folclórica catalana cuando de alguna manera me quedo atrapada en el interior de un círculo humano. He estado aquí por horas vaca sagrada. Ponen todas sus pertenencias en el medio y comienzan a rodar por fuera de ti encerrada. No es que sólo aburrido: es que yo quiero ir al baño y no puedo. La mierda se hizo real, pues tengo número dos desde hace horas. He estado gritando a ellos pidiendo ayuda, pero no escuchan. Creo que me encuentro secuestrada, pienso que el único camino a fuera es pagando rescate. Locos salvajes catalanes déjenme volver a mi hogar.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.