Después de que la semana pasada el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, destituyera fulminantemente al director del FBI James Comey, el auténtico director del Buró Federal de Investigaciones americano ha instado hoy a la Casa Blanca a encontrar pronto un sustituto que calme al mandatario y le lleve a olvidar el tema “antes de que acabe interviniendo en el FBI real”.

Los temores del verdadero responsable del FBI se basan también en los informes de los servicios secretos secretos de Estados Unidos, que confirman los intentos de Donald Trump de controlar los servicios secretos. “No podemos permitir que el presidente llegue a controlar en un futuro los servicios secretos secretos como está intentando controlar ahora lo que él cree que son los servicios secretos”, reconocía un portavoz de la Casa Blanca.

“Viendo cómo gobierna cuando cree que está gobernando, es imperativo reforzar las medidas para evitar que algún día Donald Trump tome el control real de la presidencia del país”, reitera el auténtico responsable del FBI.

A primera hora de la tarde, Donald Trump ha pedido pulsar tres veces seguidas el “botón rojo de atacar Siria”, que activa la reproducción de vídeos grabados en 2006 donde se finge un ataque aéreo en zonas enemigas.