Pocas horas después de conocerse que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, asistirá a la próxima reunión del exclusivo Club Bilderberg, fuentes cercanas al político afirman que la alegría le ha durado poco: Rivera pensaba que había sido invitado a un “after”.

“Hemos visto que en la maleta sólo metía gafas de sol y botellines de agua”, afirma Luis Garicano, compañero de partido y asistente a una reunión anterior del Bilderberg.

Él ha sido el encargado de darle la mala noticia. Cuando le ha explicado que se trata de un club de élite en el que se toman decisiones para favorecer a los poderes fácticos, Rivera ha dicho: “Eso ya existe, y se llama Ciudadanos”, relata Garicano.

Para mayor confusión de Rivera, éste ha preguntado la razón por la que, si no es un “after”, este club lleva el nombre del protagonista de Breaking Bad, la serie sobre el profesor de química que fabrica metanfetamina. De nuevo, Garicano le ha tenido que explicar que el célebre personaje televisivo se llamaba Heisenberg y no Bilderberg.

Entre las personalidades que asistirán a esta nueva reunión se encuentran Ana Botín, Juan Luis Cebrián, César Alierta, Esperanza Aguirre, la reina Sofía, Cthulhu, Belcebú, Freezer, Gru y Javier Cárdenas. En anteriores ediciones, por allí pasaron auténticos prohombres de la política española como Pedro Sánchez, Pepiño Blanco y Joaquín Almunia.