Gracias a las nuevas tecnologías, felicitar a nuestros seres queridos en las fechas señaladas es más fácil que nunca. Pero si no quieres que nada se tuerza, si te quieres asegurar de que tu felicitación es perfecta, a continuación te damos las claves para felicitar a tu madre paso a paso.

1. Lo primero que tienes que hacer es localizar a tu madre.

2. Si tu madre no se encuentra dentro de tu rango de visión, utiliza un geolocalizador.

3. A no ser que tu madre se haya extirpado el chip que introdujiste en la parte posterior de su cabeza, su posición es la que marca el mapa.

4. Antes de desplazarte a la ubicación en la que se encuentra tu madre para felicitarla, asegúrate de que la zona es segura accediendo a las cámaras de seguridad.

5. Si la zona está despejada, trasládate a las coordenadas exactas que marca el geolocalizador.

6. Espera a que se haga de noche para vigilar a tu madre con tus gafas de visión nocturna.

7. Estudia los movimientos de tu madre hasta asegurarte de que se encuentra preparada para ser felicitada.

8. Si ves que está muy ocupada, en lugar de llamar al telefonillo trata de entrar directamente en su casa para no asustarla.

9. Comprueba que la alarma de seguridad está desactivada, si no es así conecta tu ordenador al dispositivo: en menos de 30 segundos deberías haber descifrado la contraseña.

10. Introdúcete en su domicilio haciendo el menor ruido posible, si te confunde con un asaltante podría ponerse nerviosa y su reacción a la felicitación no sería la deseada.

11. Una vez hayas establecido su localización dentro de la vivienda, bloquea todas las señales inalámbricas utilizando un inhibidor de frecuencia para interferir en el resto de comunicaciones y para que nadie pueda interrumpir tu felicitación.

12. Vaya, parece que has tardado tanto en seguir los pasos que ahora tu madre se ha quedado dormida.

13. Bueno, en lugar de despertarla, toma muestras de su sangre y saliva. Aprovecha para hacerte una prueba de ADN.

14. Si los resultados de la prueba son positivos y esa mujer es realmente tu madre, felicítala, pues es su día más especial. Si los resultados son negativos extrae el chip de la parte posterior de su cabeza y aborta la misión.

15. El chip tiene que estar ahí, sigue buscando.

16. Ten cuidado con el lóbulo occipital, estás introduciendo demasiado el bisturí, el chip tiene que estar por fuera del cráneo.

17. Menuda cagada. Esto se está llenando de sangre.

18. Vamos a ver, que con tanto grito no me entero de nada, ¿en qué dirección estás?

19. No, no. Esa no es la que marcaba el mapa.

20. Tómate unos segundos, vamos a tranquilizarnos.

21. El Día de la Madre está a punto de acabar, tienes que salir de ahí cuanto antes.

22. Pero espera, no puedes dejar a esa señora así.

23. Busca una aguja y algo de hilo, tienes que cerrarle la cabeza.

24. Echa alcohol en la zona de la incisión y comienza a suturar la herida.

25. No se ve nada. Mira a ver si tiene una máquina de afeitar.

26. Vale, elimina los pelos de la zona para poder dejar una cicatriz limpia.

27. Buff, se nos echa el tiempo encima, si no encuentras a tu madre ya, este año se queda sin felicitación.

28. Llama a tu padre mientras coses la herida, a ver si él sabe dónde está y nos ahorra algo de tiempo.

29. Bueno, pues ya que estamos, dile que te la ponga.

30. Quizás una llamada es demasiado impersonal, pero a estas alturas es nuestra mejor opción.

31. Dile a tu madre que se tranquilice, que sólo querías hablar con ella.

32. Dile que es una paranoica, que por supuesto que estás en tu casa.

33. Dile que esos gritos son de la serie que estás viendo.

34. ¿De qué sirenas de policía habla esta ahora?

35. Vale, vete felicitándola ya para ir cortando la llamada, que tienes que salir de ahí echando hostias.

36. Trata de convencer a tu madre de que no estás raro, de que va todo bien, pero que es mejor que cuelgues.

37. ¡No! No hace falta que venga a casa, está todo bien. Corta la llamada. Tienes que salir de ahí.

38. Cuelga de una vez y lárgate de ahí.

39. Mierda, ya es tarde, quédate ahí.

40. Da igual lo que te diga la policía, ni se te ocurra abrirles la puerta.

41. No te entregues. No tienen nada contra ti.

42. Ponte detrás del sofá, ese punto rojo en tu pecho no me gusta nada.

43. Esto se ha puesto feo, es mejor que te entregues.

44. Utiliza la llamada que te ofrecen para felicitar el Día de la Madre a tu madre.

45. Aprovecha tu estancia en prisión para tatuarte un corazón con el nombre de tu madre. Agradecerá el detalle cuando vaya a visitarte el año que viene.