Athletic 5-0 Las Palmas
Y llegó Jesús a San Mamés a lomos de un asno y la gente le recibió con ramas de árbol y palmas, pero Las Palmas no sirvieron de mucho porque dos goles de Aduriz, dos de Muniain y uno de San José dejaron a todo el mundo desolado y preguntando “¿Quién es este?”. Y la gente que venía con Él decía: “Es Jesús, el Profeta de Nazaret”. Pero nadie entendía nada y se preguntaban: “¿Y si es de Nazaret por qué va con el Athletic?”.

Leganés 0-1 Espanyol
Y estando Jesús con sus discípulos sentados alrededor de la mesa, tras tomar el pan y el vino, Pedro y Santiago el menor le preguntaron: “Señor, ¿podrá ganar el Leganés al Espanyol?”, pues ambos eran leganitas de corazón y tenían mucho interés en conocer la respuesta porque el Leganés estaba en situación complicada. Y Jesús les contestó: “En verdad os digo que durante casi todo el partido irán empatados pero en el minuto 92 Leo Baptistao con un golazo de vaselina le dará la victoria al Espanyol”. Y sus discípulos lloraron y se dieron fuertes golpes en el pecho.

Valencia 0-0 Sevilla
Y condujeron a Jesús ante Poncio Pilato y éste le preguntó: “¿Eres tú el Rey de los Judíos?”. Respondió Jesús: “Sí, como dices, soy Rey y he venido para dar testimonio de verdad”. Y le dijo Pilato: “Pues si eso es cierto, dime cómo terminará el Valencia-Sevilla”. “Empate a cero”, contestó Jesús. Y entonces Pilato, que era sevillista de toda la vida, tomó a Jesús y mandó azotarle.

Granada 0-3 Celta
Tomaron, pues, a Jesús, y Él, cargando con su cruz, salió hacia un lugar llamado Calvario, que en hebreo se llama Estadio de los Cármenes, y le dijeron “Jugarás un rato de portero” y Él les respondió que eso no era lo suyo pero no quisieron escucharle. Y entonces Jozabed, Chelo Díaz y Beauvue marcaron para el Celta dejando en mala situación al Granada y muchos echaron la culpa de eso a Jesús y gritaron: “¡Crucificadle!”.

Barcelona 3-2 Real Sociedad
Y crucificaron a Jesús y con Él a otros dos, Luis Enrique y Leo Messi, uno a cada lado, y Él en medio y la gente les insultaba porque tras la derrota ante la Juventus todos estaban muy enfadados y dijo Luis Enrique: “Si tú eres Cristo sálvate a ti mismo y a nosotros: haz que ganemos la Liga”. Y entonces Leo Messi le reprendió diciendo: “Nosotros justamente padecemos porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos, mas éste ningún mal hizo”. A lo que Jesús dijo: “En verdad te digo Leo que hoy marcarás dos goles a la Real Sociedad y la darás la victoria a tu equipo en un partido emocionante en el que los donostiarras merecieron algo más”.

Atlético 3-0 Osasuna
Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, la mujer de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y junto a ella a Juan, el discípulo a quien amaba, preguntó: “¿Y Griezmann no va a venir?” Y María respondió: “No, porque Simeone quiere reservarlo para el partido de Champions y el Osasuna no debería dar muchos problemas”. Y dijo Juan: “Yo creo que aún sin Griezmann podemos cascarles tres goles”. A lo que respondió Jesús: «Que así sea».

Deportivo 2-0 Málaga

Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”, y habiendo dicho esto, expiró. Y entonces el sol se oscureció y hubo tinieblas sobre toda la tierra y el velo del templo se rasgó por la mitad y Joselu y Mosquera marcaron para el Deportivo.

Sporting 2-3 Real Madrid
Y descendieron el cuerpo de Jesús, quitándolo de la cruz, y lo envolvieron en una sábana blanca, le pusieron una bufanda, blanca también, y lo metieron en un sepulcro abierto en una peña, la peña Ultrasur, en el cual aún no se había puesto a nadie, y era el minuto noventa y todo parecía perdido y una voz llegada del cielo dijo “Hala Madrid” y entonces Isco marcó el gol de la victoria.

Betis 2-0 Eibar
Y al tercer día Jesús resucitó. Porque así estaba escrito: después de tres días el hijo de Dios volverá de entre los muertos coincidiendo con la victoria del Betis después de dos derrotas consecutivas. Ambos, Jesús y Betis, ahora están más cerca de la Salvación.

Palabra de Dios.