Sede en Barcelona de Jenkins&Co.

«Entré por error en un edificio de oficinas y ahora soy asistente regional»

★★★★★

No llevaba dinero y necesitaba ir a un baño. La agresividad de los camareros barceloneses hizo imposible usar el baño de un bar. Me metí en un edificio de oficinas a solventar mi urgencia. Al salir, un señor con traje me echó bronca. Luego, intentando salir, acabé en una reunión. A las tres horas ya era consultora. Llevo seis meses y no he dejado de ascender. Mi novio está en la puerta esperándome a que salga de orinar pero creo que en un año me harán CEO.

CRISTINA GARRIDO


Cinesa Diagonal

«El aire acondicionado estaba un poco alto»

★★★

¡Aviso! ¡Hay que ir preparado! Yo llevé mi anorak de plumas y mi traje de neopreno y varias bolsas de agua caliente atadas a las piernas. La persona sentada a mi lado murió de hipotermia, los espectadores de la primera fila incendiaron sus cubos de palomitas para calentarse las manos. El sherpa que me acompañó a mi asiento fue muy amable y servicial. Volveré. La película fue regular pero la aventura y los pingüinos, un diez.

CARLOS RUBIALES


La Resurrección

«Me tuvieron esperando tres días»

Tras ser crucificado por vuestros pecados, se me ofreció la posibilidad de resucitar; como consideré mi muerte un tanto injusta, me animé a probarlo. Lamentablemente, el servicio es un desastre. Primero te meten en una cueva helada y llena de humedad, después te tienen esperando tres días y, una vez resucitas, en lugar de dejarte vivir te suben enseguida al cielo. No vuelvo.

JESÚS


Búnkeres de Can Baró

«Los búnkeres no funcionan»

★★

Acudí a este imponente mirador en mi primera cita con una chica y, aunque las vistas son preciosas y teníamos la ciudad a nuestros pies, ella no me quiso besar en ningún momento. Debido a la altura del turó y los nervios del rechazo acabé vomitando sobre ella. Cuando me intentó agredir por manchar su ropa, traté de refugiarme en los búnkeres pero ella me encontró enseguida. Ahora entiendo por qué se perdió la guerra.

XIMO FERRÁN


La web de Renfe

«Viaje al final de Internet»


(Traducción Automática) Yo queriendo visitar el ciudad de Girona durante mi estancia en Barcelona. Oh mi Dios. Entro en web Renfe y se desata el infierno. Nada es comprensible y funcional. ¿Qué joder está mal con ellos? Atrapada en sitio web desde entonces. Señora informatizada habla extraño a mí. Alguien ayúdeme por favor.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.