Ryanair ha anunciado hoy que empezará a plastificar los billetes por si el avión se cae al agua y se mojan. La aerolínea irlandesa se ha visto obligada a adoptar esta medida después de recibir numerosas quejas de algunos pasajeros, que cada vez que su avión sufría un accidente y caía al mar no podían hacer reclamaciones porque los billetes sin plastificar quedaban inservibles.

“Ahora puedo viajar con la seguridad de saber que, en caso de accidente, tanto mi familia como yo podremos conservar el ticket y realizar las apelaciones pertinentes”, afirma uno de los primeros clientes que se han beneficiado de este servicio. “Gracias a esta iniciativa viajo mucho más tranquilo”, explica otro, “aunque tengo ganas de ver si realmente funciona o si al estrellarnos contra el mar el agua acaba llegando al papel”, añade.

La aerolínea ha tenido que recortar su presupuesto en materia de seguridad para poder afrontar el gasto de plastificar millones de billetes, por lo que no descarta comenzar a cobrar el servicio en algún momento. “Lo normal sería que la gente viniera con sus billetes plastificados de casa”, apuntan desde Ryanair, “pero hemos mimado tanto a nuestros clientes que ahora ya no les vale cualquier cosa”, sentencian.

Esta no es la única novedad de la compañía de bajo coste: la empresa irlandesa también ha anunciado que, a partir del mes que viene, empezará a hacer escalas de Richter, algo que sus pasajeros llevaban años demandando.