Real Madrid 2-3 Barcelona
Messi fue el gran protagonista de principio a fin, forzando a los madridistas a aceptar que el fútbol no es para ellos y a abandonar para siempre este deporte. Pero Messi no sólo fue el autor de dos de los tres goles del Barcelona, también se encargó de ir a buscar al árbitro al aeropuerto, de limpiar los vestuarios y dejarlos como los chorros del oro y, al finalizar, lavar las camisetas de ambos equipos (a mano). Y no sólo eso. ¿Quién fue a comprar unas pilas al chino de la esquina del Bernabéu porque se habían agotado las del mando del marcador? Messi. ¿Quién hizo la maniobra Heimlich a un espectador que se había atragantado con un perrito caliente? Messi. ¿Quién tuvo tiempo de llamar a su madre por teléfono durante el descanso? Messi. Messi es mucho Messi.

Málaga 2-0 Valencia
Segunda victoria consecutiva del Málaga en casa. Los malaquitas se afianzan en la tabla y ya pueden pensar en la próxima temporada, en la que, por desgracia, un año más, no podrán contar con Messi. Por su parte, el Valencia fue muy consciente durante todo el encuentro que las cosas le habrían ido de otra forma si Messi hubiera jugado con ellos. Un imposible, pero soñar es gratis.

Villarreal 2-1 Leganés
Mala suerte para el Leganés, que perdía ante el Villarreal tras un gol de Bakambu marcado de forma irregular con la mano. Messi nunca habría marcado un gol con la mano. La cosa es que el árbitro no lo vio. Si el árbitro hubiera sido Messi, lo habría visto, pero no todo el mundo tiene la capacidad visual del crack argentino.

Osasuna 2-2 Sporting
Partido entre dos equipos que están al final de la tabla. Ambos necesitados de puntos. Un auténtico drama. Drama que durante varios momentos parecía escrito por el gran autor y premio Nobel de Literatura Leo Messi. Porque, como dijo Messi en su obra “Messi Dick”, “enfrentarse a la gran ballena blanca era como estar ante el abismo de la Segunda División”.

Espanyol 0-1 Atlético
Un nombre propio brilla por encima de los demás en este Atlético, el autor del único gol: Messi. Porque eso es lo que es Griezmann, el Messi del Atlético. De hecho, basta con cambiar un poco el orden de las letras y ya está: Grannmezi. Lo mismo se puede decir del entrenador rojilirio: Simeone, el Messi de los banquillos. Quizá por eso algunos ya le llaman Mesione.

Real Sociedad 1-0 Deportivo
Partido marcado por el homenaje al inventor del euskera y autor del famoso cuadro “Guernica”: Leo Messi. Los donostiarras estuvieron a la altura de las circunstancias y dedicaron el gol de la victoria a Messi, señalando hacia el gran cartel que ondeó sobre las gradas durante todo el encuentro: “Messionak izan leonak jada Messolari lioneltxe”.

Sevilla 2-0 Granada
Partido que dominó el Sevilla merced al gran juego de Leo Messi, que marcó al comienzo de ambas partes. El mejor del Granada fue su portero, Messi, que pese a hacer una gran labor no pudo evitar el empuje que el entrenador sevillista, Lionel Messi, supo dar a los suyos. Muy bien Messi en defensa. Centro del campo dominado por Messi. La delantera de Messi. Messi.

Las Palmas 1-1 Alavés
Tarde de Messi en Las Palmas de Gran Messi para ver un partido de Messi. Las Palmas y Alavés no se jugaban nada, más allá de los Messis en disputa, aunque finalmente hubo reparto de Messis: el Messi de Messi antes del descanso no fue suficiente para los Messis, que no pudieron sumar su cuarto Messi consecutivo en un Messi. Sin embargo un Messi de Messi que debió ser Messi por fuera de juego de Messi lo impidió.

Messi 0-1 Messi

Messi Messi Messi Messi Messi Messi Messi Messi Messi Messi Messi Messi, Messi Messi Messi Messi Messi Messi, Messi Messi Messi Messi Messi Messi que de cabeza marcó el único tanto del encuentro. Messi.