Tras levantar disimuladamente los brazos para comprobar si les huele la axila, los ciudadanos españoles han preguntado finalmente a las agencias de publicidad si “ocurre algo” debido a su insistencia en contratar espacios publicitarios para aconsejar la compra de desodorantes, según han informado diversos medios.

“No hemos podido evitar darnos cuenta de que, desde hace ya muchos años, hay anuncios sobre productos de higiene en televisión y queríamos preguntar formalmente a los publicistas si ellos consideran que olemos fuerte o vamos sucios”, han preguntado los españoles, que empiezan a sentirse ofendidos por las indirectas. Los ciudadanos consideran que su higiene es adecuada y creen que es de mal gusto que les recuerden que, si no usan desodorante, olerán mal.

“Si los publicistas piensan que tenemos un problema de olor corporal, agradeceremos que lo digan sin rodeos, a la cara, y no mediante campañas publicitarias llenas de metáforas y expresiones extrañas”, ha sentenciado España. Los ciudadanos también han aprovechado para preguntar a los publicistas cuántas veces al día consideran que es correcto defecar “dado que no dejan de sugerirnos que consumamos más fibra”.

Al cierre de la edición, los españoles han emitido un nuevo comunicado preguntando qué tiene de malo el coche que tienen ahora.