Tras perder definitivamente la cordura, la agencia de salud de Naciones Unidas ha hecho hoy un llamamiento mundial para que todos los países del mundo obliguen a sus ciudadanos a comer 120 kilos de fruta y verdura al día a fin de reducir la epidemia de obesidad y diabetes. “Especialmente es bueno que los niños coman fruta hasta que su sistema digestivo falle debido a la ingesta excesiva de fruta”, ha declarado Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud.

“Todo conduce a la fruta, siempre fue así, pero no quieren que se sepa”, ha insistido Chan a la prensa, visiblemente nerviosa y admitiendo que lleva días sin dormir a causa del estudio “y la importancia de los datos evidentes que conducen a que hay que comer más fruta”.

“Consumir menos de 100 kilos de fruta y verdura diarios podría ser letal, a la larga, todos nuestros estudios señalan hacia ese punto”, insiste la organización, fundada en 1948 y que ya había mostrado signos de enfermedad mental en el pasado, como cuando recomendó consumir sólo las uvas pares. “Cien kilos, cien. Hay que comer cien kilos. Hasta ahora decíamos que eran sólo cinco piezas de fruta pero son más, muchas más, estábamos equivocados”, ha explicado Chan.

“Plátanos, kiwis, madera… todo lo que sea vegetal… a la boca”, recomienda la OMS.

“Comed fruta. 100 kilos al día. 700 kilos por semana. La fruta es buena”, ha concluido Chan, que también ha expresado su malestar por el hecho de que debajo de nuestra piel habiten “millones de arañas”.

“¡¡Tenemos datos!!”, ha declarado la presidenta de la OMS poniendo a disposición de los periodistas un amasijo de recortes de diario con tachones.

En la misma rueda de prensa, Chan, ya completamente fuera de sí, ha declarado que es recomendable correr una maratón completa nada más levantarse y otra antes de ir a dormir.