Pidiendo a los españoles que apunten en un papel todas las frases que planeen pronunciar o escribir en los próximos meses, la Audiencia Nacional ha emitido un comunicado esta mañana anunciando su intención firme de supervisar por adelantado todos los actos de habla que los españoles pretendan llevar a cabo este 2017.

“Necesitamos que los 47 millones de españoles del país documenten por escrito todo lo que han planificado decir durante el próximo año para que la Justicia dé el visto bueno”, ha explicado un portavoz del Consejo General del Poder Judicial, detallando que los dossiers con las frases de los españoles deben ser enviados por burofax a la Audiencia.

“Los jueces revisarán las frases y pedirán al emisor que haga ajustes y correcciones siempre que sea necesario”, ha añadido. Hasta entonces, y en un plazo máximo de 10 meses, los españoles deben permanecer en silencio.

Se espera que con esta medida los españoles pierdan miedo a la hora de hablar o compartir mensajes en redes sociales y que se descongestione el sistema judicial, actualmente saturado de demandas por injurias y ofensas.

A fin de agilizar el acto comunicativo, el sistema de mensajería WhatsApp ha añadido un tercer check de la Audiencia Nacional que descartará que el mensaje sea ofensivo.