Este loro raro y con pinta de drogado trae locos a los científicos

¡NO PARECE UN LORO!

Este loro extrañísimo no habla y te mira como si estuviera fumado.

Tiene plumas y garras como los loros normales, pero por lo demás es muy diferente.

Parece un loro que ha visto algo terrible, un accidente, un asesinato o algo.

No es el tipo de loro que la gente suele tener en casa.

Tiene la cara como chafada, el bicho raro este.

¡Qué raro eres, loro! ¡Qué te han hecho!