Días después de que tres terroristas del ISIS murieran por el ataque de una manada de jabalíes en las montañas de Hamrin, en Irak, Estados Unidos ha decidido fichar al más fuerte de estos animales para que lidere la lucha contra el terrorismo islámico.

“SI HICIERON TODO ESTO SOLOS Y SIN ARMAMENTO, IMAGINAD LO QUE PODRÁN HACER SI LES DAMOS NUESTROS RECURSOS”, argumentaba en Twitter el presidente Donald Trump, que tampoco descarta bombardear Siria con jabalíes. “CAYENDO DE PUNTA, CON LOS COLMILLOS HACIA ABAJO”, ha precisado.

El general retirado de los Marines James Mattis, que hasta ahora ocupaba el cargo que desde hoy ostentará el jabalí salvaje, seguirá prestando sus servicios al país encargándose personalmente del cuidado del animal, al que intentará enfundar el traje oficial esta misma tarde, cuando está previsto que la bestia preste juramento.

El animal ha obtenido de forma instantánea la nacionalidad estadounidense por haber dado muerte a los tres enemigos de Occidente.