Hoy arranca la quincuagésima sexta edición de la Semana Santa que tendrá lugar durante los próximos días, y que se celebrará en diferentes recintos. Las entradas están agotadas para prácticamente todas las procesiones.

Un año más, el Vaticano apuesta por estrellas consolidadas pero sin renunciar a la experimentación. De momento el arranque no decepciona: en él figuran varios de los grandes nombres del año con tirón internacional que van desde el masivo Cristo de los Gitanos y su “Saeta” (en colaboración con el productor estadounidense Clams Casino) a La procesión del Camino del Calvario, que ha sido duda hasta el último momento. Éstos tendrán lugar en el “Paso Heineken”, que así se ha llamado este año.

En el escenario principal del SeSa, por supuesto, estarán la Virgen de la Macarena, un año más cabeza de cartel, y el Jesús del Gran Poder, dos clásicos que nadie debería perderse. En el SeSa Dome sobresalen dos ritos: La Ofrenda (viernes 17.15 h.) y El Reconocimiento del Copón (sábado 21.20 h.). Por su parte, en el SeSa Club destacan dos procesiones: el Descendimiento en el Patio Chico (viernes, a las 16.15 h.) con un Cristo articulado y el «enfrentamiento» entre las cofradías de Jesús Nazareno (marrajos) y Nuestro Padre Jesús (californios), que tendrá lugar el domingo a las 13.15 horas. La representación más hiphopera corre a cargo del Cristo Negro que actúa sólo acompañado por un cencerro y un tambor, los toques lúgubres del Santo Sepulcro o la blusera Virgen de las Angustias, aunque tampoco hay que perderse el Encuentro de La Dolorosa y San Juan (el viernes en la plaza Mayor), que vuelven a actuar juntos después de su separación hace cinco años.

Ya de lleno en el fin de semana vienen las apuestas fuertes (La Virgen de la Soledad, el Ecce Hommo con pelo auténtico, el popular Cristo de los Navegantes o Jesús Triunfante), aunque no se quedan atrás otros proyectos que a lo largo de los últimos años han demostrado una solvencia fuera de lo habitual con sus potentes directos: es el caso de El Cristo de la Buena Muerte o los catalanes The Black Madonna, que ya triunfaron en el último SeSa, repitiendo en el Sónar poco después con un set de cinco horas.

En lo que concierne a SeSa-MAX, el escenario más vanguardista, este año se apuesta por la sencillez de La Cofradía del silencio y sobre todo por el Desfile Bíblico Pasional (sábado 22.30 h.), donde se entremezclan más de doscientos caballos con cientos de personajes bíblicos: carrozas de egipcios, cuádrigas romanas y guerreros etíopes a caballo comparten escenario con Moisés, Job o Marco Antonio y Cleopatra.

Y como invitados internacionales, los chicos del Ku Klux Klan traerán su versión atrevida y sincopada de los capirotes.