La polémica artista Yoko Ono, viuda de John Lennon, ha disuelto 15 bandas tributo a los Beatles en lo que va de año. “Hay muy buenos artistas que interpretan versiones de los Beatles casi a la perfección”, ha explicado Ono. “Pero a todos ellos les falta algo para ser perfectos: odiarse”, ha añadido.

Para acometer su propósito, la japonesa mantiene una relación sentimental con cada miembro que interpreta a Lennon en la banda tributo. Poco a poco, empieza a acudir a los ensayos, a opinar y a hacer bromas pesadas al batería. Cuando consigue generar una situación insostenible, la banda se disuelve y es el momento para Yoko de encontrar otro grupo.

Este procedimiento ha afectado también a bandas tributo españolas. Es el caso de Mañico Mistery Tour, un grupo afincado en Zaragoza. “Fue una pesadilla”, explica Javier Mostazo, que encarnaba a George Harrison en la banda. “Venía al local de ensayo y empezaba a gritar como ella hace”, explica.

Aunque el caso preocupa a los “beatlemaníacos”, la alarma ha saltado cuando Mark David Chapman, que acabó con la vida de Lennon en 1980, ha comentado “Oye, pues no es mala idea” en su blog personal y tras conocer la iniciativa nostálgica de la artista japonesa.