Tras las repetidas negativas del presidente del Gobierno a leer un periódico que no sea el Marca, un asesor del mandatario ha comunicado su intención de incluir artículos de The Economist entre las páginas de la prensa deportiva para añadir más variedad a sus lecturas y lograr así que Rajoy reciba una información mejor y más equilibrada.

“El secreto es que la información política y económica esté muy picadita para que él no la detecte entre el fútbol”, explican fuentes de La Moncloa. Los asesores temen que la estrategia funcione a la inversa y que haya riesgo de que el presidente confunda noticias deportivas con noticias económicas, pero lo importante es que algo de información le llegue.

“La cuestión es no ponerle artículos enteros, sino líneas”, explica. El gabinete de la presidencia también teme que el presidente descubra el plan, se enfade y se niegue a leer absolutamente nada durante semanas.

“Con Rajoy no funciona imponerle cosas sino negociar con él, que crea que lee información económica porque quiere”, explican los asesores.

Al cierre de la edición, los asesores de Rajoy han confirmado que éste se ha leído una extensa infografía sobre la economía de la Zona Euro creyendo que era la clasificación de la Champions. “¡Lo está leyendo, lo está leyendo!”, han gritado los asesores desde La Moncloa mientras observaban al presidente de lejos.