Taxi Ramón

«Ahora soy de derechas»

★★★

Durante mi estancia en Barcelona me subí al taxi de Ramón para ir de Plaza de Catalunya a la Sagrada Familia. Durante los 10 minutos de trayecto, Ramón me hizo un interesante simposio sobre la actualidad política nacional e internacional. Sus opiniones incisivas, reforzadas por el sonido de la Cope, me hicieron plantearme muchas cosas. Nada más salir de su taxi me di cuenta de que ahora soy de derechas. Muy profesional, si me hubiera llevado al Park Güell ahora estaría en la Falange.

JOSÉ PEGASO


Parking Plaza Urquinaona

«Todavía sigo en el coche porque no puedo abrir las puertas»

Las plazas son tan estrechas que las puertas de mi coche no se abren. Estoy tan encajonada y nerviosa que tampoco soy capaz de sacar el coche. Llevo horas aquí sin poder salir. Mis provisiones de agua y comida escasean. Empiezo a asumir que moriré aquí. Si sobreviviese no volvería.

PITUSA ÁLVAREZ


Barbería con una barra blanca, roja y azul en la puerta

«Fue como viajar al Brooklyn de los años 20, donde ni el barbero ni yo hemos estado jamás»

★★★★★

¡Es como transportarse mágicamente al Nueva York de los años 20! Antonio, el barbero, sabe captar muy bien la esencia de la época y no deja entrar ni a negros ni a mujeres. Me hizo un corte de pelo militar mientras lamentaba que se están cargando la ciudad construyendo tantos rascacielos. También dijo que gracias al buen momento económico, para 1929 calcula que ya habrá conseguido retirarse. Volveré.

JULIÁN MIRAFLORES


Tribunal Supremo

«Los chistes más ofensivos del panorama humorístico nacional»

★★★★

Suelo ir a menudo porque me gusta el humor negro y allí siempre actúan mis cómicos favoritos. Se trata de un teatro bastante bien equipado y decorado con estilo clásico. Las entradas son muy asequibles. Los asientos son cómodos y la sonoridad es buena. Lo único que no me gusta es que los miembros de la fiscalía interrumpan constantemente a los cómicos mientras cuentan sus chistes, eso hace perder mucho ritmo a las actuaciones.

ANALÍA ROSAUREZ


Academia de español para extranjeros

«El profesor sólo enseña palabrotas»

(Traducción automática) Yo necesita de aprender a hablar español más fluidamente y por eso acuda en una academia española. Tristemente, profesor grosero sólo enseña a nosotros malas palabras mientras se histéricamente ríe y nos filma en teléfono. Él es un puto idiota, pagué un cojón de dinero por esta mierda y la quiero de vuelta o voy a cagar sobre Dios. Qué maricón. Estoy tan enojada que le enviaré a tomarlo por el culo en cualquier momento. Mierda. Mi único consuelo de momento yo aprobando y certificado más cerca.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.