Días después del fracaso de las negociaciones de la estiba, el presidente del Gobierno ha logrado al fin la mayoría suficiente para aprobar la ley del mínimo esfuerzo. Esta ley, uno de los principales puntos del programa de Rajoy, legitima la gestión del Gobierno en las últimas legislaturas. “La verdad es que se ha aprobado sola, como es de ley”, ha declarado este mediodía el mandatario.

La norma empieza ahora su tramitación en el Senado y entrará en vigor en poco menos de dos semanas “sin tener que hacer nada, firmar y punto, sale solo”, confirmaba Rafael Hernando, portavoz del Partido Popular en el Congreso.

Para el Gobierno, esta nueva ley marca la senda “que nos ha permitido superar la grave crisis económica y que nos ayudará a resolver los principales problemas de este país simplemente esperando y dejando que las cosas se pongan en su sitio”, en palabras de Mariano Rajoy. Se evitarán así, según él, “los quebraderos de cabeza que se puede ahorrar uno porque, al final, se acaba siempre en el mismo sitio, que es lo que marca el sentido común y el hacer las cosas como hay que hacerlas”.

La ley se ha aprobado en la Cámara “por unos cuantos votos a favor y alguno en contra pero menos, los números no se saben porque no los hemos contado”, ha confesado la presidenta del Congreso, Ana Pastor.