La Familia Real al completo se reunirá esta tarde en el Palacio de la Zarzuela por primera vez en mucho tiempo con el objetivo de explicarle el caso Nóos a la infanta Elena, que de un tiempo a esta parte preguntaba mucho por su hermana y el esposo de ésta, sospechando que algo malo ocurría.

Tras conocerse la sentencia judicial el pasado 17 de febrero, la Familia Real consideró que había llegado el momento de contarle a Elena de Borbón por qué su hermana vive en Ginebra y por qué papá se encerró aquella noche en su despacho con Iñaki Urdangarin y se oyeron gritos.

Según fuentes de la Casa Real, la infanta Elena fue informada en su día de que el duque de Palma, en contra de los deseos de Juan Carlos I, había fichado como entrenador en un equipo de balonmano de Ginebra, motivo por el cual se hablaba tanto de él en los medios. Sin embargo, la infanta no entendía por qué el equipo le daba permiso para visitar la Audiencia de Palma y no Madrid, donde se encuentra parte de su familia.

Se espera que doña Elena sepa esta tarde toda la verdad sobre el caso Nóos a través de varias marionetas que escenificarán las partes más relevantes de todo el proceso. Se insistirá en la fórmula clásica de “Hace mucho, mucho tiempo, en un país muy lejano” para que pueda digerir lo ocurrido con cierta distancia.

Si el encuentro de hoy tiene éxito, es posible que la infanta Elena acabe sabiendo también quién es doña Letizia y por qué viene tanto a casa.