España 4-1 Israel
Partido de trámite para la selección española. Los israelitas tiraron de casta y de Torah pero de nada les sirvió. A la desesperada, Moisés clavó su cayado en la tierra para dividir el campo en dos y así conducir a su pueblo a la victoria, pero al otro lado les esperaba un Sergio Ramos inconmovible que al grito de “Ni Yavhe ni hostias” mantuvo a los israelitas a raya.

Turquía 2-0 Finlandia
Los finlandeses insisten en jugar con su equipación oficial hecha con pieles de foca, perfecta para sobrevivir a bajas temperaturas pero muy incómoda para practicar fútbol. Así no.

Georgia 1-3 Serbia
Aún nadie ha explicado por qué un estado sureño de los Estados Unidos juega en Europa, cuando además claramente aún se rigen por criterios de segregación: ni un sólo negro fue convocado por Georgia. Ni siquiera los recoge pelotas eran negros, es decir, que no quieren negros ni para hacer el trabajo de un negro. Lamentable. La federación debería tomar cartas en el asunto ya.

Litchenstin 0-3 Macedonia
Poco pudieron hacer los hombres de Linchistoin ante el poderío macedonio. Macedonía, liderada por una Maika Makovski pletórica, controló el encuentro en todo momento y no dejó a Loinchismor la más mínima oportunidad. Lichisland suma así un nueva derrota a domicilio.

Kosovo 1-2 Islandia
Islandia logra una victoria importantísima merced a los tantos de Björk (32´) y de Björk (85´). A destacar el papel del portero islandés, Björk, que detuvo el penalti cometido por Björk al final de la primera parte. La presidenta del país, la señora Björk, felicitó personalmente a su selección, los llamados björkers, por haber logrado la victoria precisamente el día en que se celebra la Fiesta Nacional de Islandia, el Björk Day.

Italia 2-0 Albania
Los italianos se llevaron la victoria mientras que los albaneses prefirieron llevarse la grifería y los azulejos del estadio Renzo Barbera. Reparto de puntos y de cobre.

Austria 2-0 Moldavia
Gran victoria de Austria ante un país claramente inventado. Se ve que faltaba un equipo y alguien tuvo la feliz idea de sacarse lo de Moldavia de la manga. Moldavia, venga ya, por favor. Moldavia.

Azerbaiyán 1-4 Alemania
Los azerbaiyanos quedaron totalmente deslumbrados por los seres pálidos, altos y rubios que aparecieron en el terreno de juego. Cuando comprendieron que en realidad no se trataba de dioses sino de hombres de carne y hueso era demasiado tarde: Alemania ya les había cascado tres goles.

Armenia 2-0 Kazakistan
Partido en el que dominó el estilo armenio, usando una oveja como balón, y en el que los kazajos no tuvieron muchas ocasiones: en Kazajistan están acostumbrados a jugar con una cabra o en su defecto con una patata untada en grasa.

Andorra 0-0 Islas Feroe
Partido que estuvo a punto de ser suspendido porque tanto andorranos como feroenses tuvieron problemas para encontrar a once ciudadanos que supieran jugar al fútbol. Al final, el portero de Andorra llamó a su primo que, aunque lo suyo es más el tenis, algo sabe de fútbol y se trajo a tres más, les dejaron uno a los de Feroe para que así sean once y a ver si podemos empezar el partido, cojones ya.