Zoo de Barcelona

«¡Los animales van desnudos!!!»

★★

He estado en zoológicos por todo el mundo y no he visto animales tan desvergonzados como los de Barcelona. Van desnudos y a algunos se les ve el ano. Lo entiendo en el caso de los animales bebés, pero hay algunos adultos (se ve que son adultos por el tamaño de los genitales) que no tienen decoro alguno. No vuelvo.

MANUEL CEROTE


Hotel Vela

«Pasé la noche en vela, pero el hotel está bien»

★★★

Privado de electricidad, la única manera de ver es con la ayuda de una vela, lo cual es muy romántico. El hotel tiene vistas a unos edificios con vistas al mar, así que pudimos comprobar lo que se siente al ver a gente que mira al mar desde sus casas. Desgraciadamente, no pude pegar ojo en toda la noche porque mi marido se quedó dormido y empezó a roncar con fuerza, dejándome a dos velas.

BÁRBARA FERNÁNDEZ


Room Escape Ramón

«Realismo extremo: para salir tus familiares tienen que pagar un rescate»

★★

Suelo ser asidua a este tipo de actividades, por eso cuando vi el anuncio del Room Escape Ramón no dudé en apuntarme. Normalmente cuando llegas te explican una historia y te ponen unas normas, pero Ramón me golpeó directamente en la cabeza y me encerró en un cuarto oscuro. Se lo ha currado mucho porque llevo aquí desde el viernes pasado y todavía no he encontrado la primera pista.

ANDREA DÍAZ


Tienda Apple de Plaza de Catalunya

«Desde la última actualización sus dependientes parecen humanos»

★★★★

Impresionante mi experiencia en la tienda Apple situada en el centro de Barcelona. Los androides diseñados por Steve Jobs te atienden casi tan bien como lo harían las personas. Son atentos y es raro que sufran cortocircuitos. La única pega que pondría es que el sistema operativo de Apple todavía no ha conseguido darles emociones humanas reales.

ANTONIO RUMASA


Las Ramblas Canaletas

«Gente aparece de repente con banderas, no entiendo nada»

★★★★

(Traducción automática) Durante mi estancia en Barcelona ciudad con mi amado esposo, bajamos a la famosa calle de las Ramblas para visitando la fuente farola Canaletas. Era un paso tranquilo y deshabitado. Nadie en la calle era como ciudad fantasma. Repentinamente, alrededor de las once al’reloj todo se convirtió loco y gente celebrando como si fuera fin del mundo. El caos apareció delante de ojos. Personas gritando, motos y coches corneando el claxon. Gente vestida igual trepar semáforos. Me rocían con cerveza. Costumbres muy extrañas para un miércoles noche. Yo pierdo mi marido no he visto a él desde entonces.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.