El Monstruo de las Galletas, famoso por su adicción a estos dulces, ha acudido esta mañana a un colegio inglés ubicado en Hampstead y ha matado a un niño durante el recreo para robarle un paquete de cookies de chocolate. Según testigos presenciales, el agresor se acercó al menor aprovechando que éste lo había reconocido y lo abatió a dentelladas para después huir con la boca llena mientras musitaba “¡Aumm ñam ñiam ñiam ñiam! ¡Yo comer galleta!”.

Un amplio despliegue policial ha logrado localizar y detener al monstruo en menos de una hora, confirmando que se trata de Triki, alias El Monstruo de las Galletas, habitual de Barrio Sésamo. Varios agentes le han disparado dardos tranquilizantes para reducirlo y lo han trasladado a comisaría mientras varios vecinos le gritaban “¡Monstruo!”, “Hijo de puta!” y “¡Asesino!”.

En estos momentos, no se descarta que el detenido vaya a ser sacrificado, pues su adicción a las galletas está, según las autoridades, totalmente fuera de control y el ataque al niño ha sido “brutal y salvaje”.

“Es muy bueno, no hace nada”, repetían incrédulos y conmocionados los compañeros de Triki en The Jim Henson Company, empresa para la que trabaja el monstruo a cambio de comida. El asesinato de hoy contradice esa opinión y muestra que, cuando se queda sin galletas, es violento y no deja títere con cabeza.

El caso hace peligrar ahora la continuidad de Barrio Sésamo, considerado ahora un barrio violento y marginal, y que en los años ochenta ya tuvo serios problemas tras la detención de El Conde Draco, acusado de asesinar a varios peluches mordiéndolos en el cuello.