¿Eres un buen padre? Quizá no, pero nadie dijo que criar a tus hijos fuera sencillo. Aquí te damos algunos consejos para matricularte con honores en la asignatura más difícil de tu vida.

1Mira a tus hijos durante horas para memorizar su rostro y no confundirlos con otros

Es importante que siempre lleves una foto de los niños en el móvil, a ser posible de fondo de pantalla. Así, si en algún momento tu mujer te reprocha que no les estás haciendo ni caso y “deja ya el móvil que el pequeño está comiendo tierra y tú ni te enteras”, siempre podrás responder con orgullo “Eh, que estoy mirando a mis hijos, estoy aprendiéndome su rostro, quiero conocer cada curva”.

2Dales un poco de autonomía asignándoles la gestión de la economía familiar

Lo mejor para educar a un niño es el amor. Si le das un billete de 20 euros para que lo gaste en lo que quiera, además de amor habrás logrado media hora para ver Netflix tranquilamente. Pero ve más allá: haz que aprendan a administrar su propio dinero y que lleven la gestión de todos los ahorros familiares. También puedes enseñarles responsabilidad poniendo la hipoteca a su nombre.

3Educación sexual

Cuando un niño cumple cinco o seis años empieza a hacer preguntas. Es el momento en el que un padre debe explicarle con seriedad qué significan los términos “MILF”, “fist fucking” y “full facial”.

4No seas sobreprotector: deja que se enfrenten ellos solos con un oso

Los niños son muy resistentes. Pueden sobrevivir sin la ayuda de los adultos. En realidad, son más crueles y despiadados que tú. No tengas reparos en que sean ellos quienes te protejan a ti: tus hijos pueden ser unos magníficos guardaespaldas.

5Resalta lo positivo y elogia las mierdas que traigan del colegio

Esos dibujos que son cuatro rayotes puestos de cualquier manera, las patadas torpes que le da al balón… tu hijo pone todo su esfuerzo en hacer esas cosas. O no. Pero es lo que hay. Vete haciendo a la idea.

6Enséñales generosidad obligándoles a ser generosos contigo

Comparte tus cosas con ellos: los niños lo absorben todo. Recuerda que son grandes esponjas: utilízalos para limpiar el coche. Se ha demostrado que frotar la chapa del coche con la cabeza de un niño es menos dañino para la pintura y con ello se logra un brillo más intenso.

7Ayúdales a expresar sus emociones cagándose en la hostia

”Me cago en dios”, “Me estás hinchando los cojones niño”, “A la mierda ya”… son expresiones que se cruzan por tu mente varias veces a lo largo del día, especialmente en fin de semana. No las reprimas, permite que tus hijos comprendan lo que es un correcto desarrollo emocional.

8Educa en el amor

Educar en el amor es la base de todo: explícales que acostarte con su profesora de inglés es otra forma de expresar su amor por ellos, de implicarte en su educación por la vía de las emociones.

9Enséñales a vivir de una forma creativa en Minecraft

Busca la plataforma adecuada en la que tus hijos puedan desarrollar su creatividad: la Play Station, la Xbox o la Wii son lugares donde pueden descubrir otros mundos y así abandonar el tuyo durante un par de horas.

10Ten hijas, no hijos

Vive en el presente pero piensa en el futuro. Ten hijas. Los hijos son unos hijos de puta desagradecidos. Y, si no, recuerda lo que hiciste tú con tu padre: lo mataste.