Iñaki Urdangarin no compartirá celda con otros presos hasta que su sobrino Froilán acabe entrando a prisión. Así lo ha comunicado el Ministerio del Interior, que tras conocer la sentencia del caso Nóos ha empezado los preparativos para la inminente entrada a la cárcel del cuñado del rey.

De este modo, el Gobierno ha querido mostrar su apoyo a la Familia Real. Aunque todavía no se conoce el motivo por el que Felipe Juan Froilán Marichalar de Borbón acabará siendo encarcelado, la abogacía del Estado ha creído oportuno que tío y sobrino estén juntos cuando llegue el momento.

Así, Urdangarin ocupará la litera de abajo por expresa petición de Froilán. Según fuentes cercanas a La Zarzuela, al hijo de la infanta Elena le hace especial ilusión dormir en una cama elevada. Además, molestará menos a su tío con el humo del tabaco.

Froilán, o Pipe, como le conocen sus amigos y familiares, recientemente ha cumplido la mayoría de edad, perdiendo de este modo los privilegios de ser considerado “joven díscolo”. Sus frecuentes escarceos con el mundo de la noche y las armas de fuego preocupan a sus padres, que quieren que cuando llegue el momento esté en un centro penitenciario de calidad.

Ante la previsible llegada de ese día, el centro penitenciario de Soto del Real cambiará próximamente su nombre por el de ‘Pachá Madrid’.