Un padre de familia ve el fútbol juegue quien juegue, según han confirmado esta mañana varios expertos en psicología conductual. “Su cerebro se siente atraído por el movimiento de figuras sobre un fondo verde acompañadas de una o más voces comentando cosas”, explican los especialistas.

“Da igual qué equipos estén en el campo, no le importa si es un amistoso o el partido más importante del año, él lo ve todo”, declaran los psicólogos que han examinado al sujeto. “Hemos reproducido polígonos moviéndose en un campo de fútbol, formas abstractas, y también las ve”, prosiguen. Sus familiares todavía no están seguros de cuál es su equipo favorito, ya que él observa indistintamente y con el mismo entusiasmo cualquier forma que se desplace de un lado al otro del césped.

“Si juegan los vectores contras las tangentes, o los números primos contra los irracionales, él los ve”, reiteran los psicólogos. “Incluso se queda mirando con atención a su esposa mientras ésta pasa el aspirador frente a una pared pintada de verde”, añaden.

Los expertos, que han presentado el caso en el Quinto Congreso SAVECC de Análisis Funcional del Comportamiento, señalan también que “si se le pregunta quién va ganando, él siempre responde que quién va a ser, los de siempre”. La respuesta se repite sean cuales sean las figuras, muñecos, títeres o jugadores de carne y hueso a los que este señor haya estado siguiendo durante noventa minutos.

“Si durante el experimento se introduce un elemento de color negro, el paciente lo identifica como árbitro, se altera y grita ‘Cabrón’. Este comportamiento se ha repetido con árbitros de verdad pero también con muñecos, berenjenas y cualquier figura que represente una alteración cromática sobre el fondo verde”, detallan los investigadores.