Un sospechoso con coleta observando a varios niños ha llamado la atención de algunos padres esta mañana a las puertas del Colegio Virgen Vallecana, en Madrid. “Nos daba miedo que intentara corromper a nuestros hijos y al final ha resultado que sí, que era exactamente esta la situación”, explica una de las madres que ha llamado a la Policía Nacional.

Dos agentes han acudido al centro escolar y han identificado al sospechoso, que era el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Según ha explicado él mismo, ha acudido hoy al mismo colegio en el que encontró a Íñigo Errejón para conocer a “nuevos interesados en participar en nuestro proyecto político para que haya un cambio real en España”.

La estrategia de Iglesias confirma que su relación con el secretario de política de Podemos ha llegado a un callejón sin salida, de modo que, mientras Íñigo Errejón recurre a personalidades como Pepe Viyuela para reforzar su propuesta, él busca un perfil similar al del propio Errejón. Según comenta Iglesias, se encuentra ya en conversaciones con el delegado de clase de tercero B, con quien habría quedado “para jugar a la Play y explorar vías de colaboración”.

A última hora de la mañana, el líder de Podemos ha preferido abandonar la puerta del colegio para dejar de levantar sospechas. Mientras algunos intentaban convencerlo para que fichara a sus hijos y nietos argumentando que “mi niño es muy inteligente para su edad y muy responsable”, algunos padres con ideologías alejadas de la de Podemos amenazaban con denunciar a Iglesias por perversión de menores.