Visiblemente excitados y con una mano en los genitales, millones de españoles de todo el país esperan con ansia el estreno de la segunda parte de la trilogía inspirada en las novelas de E.L. James después de que en febrero de 2015 experimentaran su primer orgasmo.

Absolutamente nadie en España sabía lo que era un orgasmo hasta que los ciudadanos vieron en el cine 50 sombras de Grey y empezaron a explorar las posibilidades que ofrecían su cuerpo y sus genitales.

“Guau, no sé… esta película es… guau… No había sentido nada así y estoy deseando ver la segunda parte. No sé ni explicar lo que ha pasado ahí dentro pero la película es muy buena”, explicaba un espectador hace dos años al salir del cine exigiendo que la secuela se estrenara cuanto antes. Como todos los demás españoles, ha tenido que aguardar dos largos años para experimentar de nuevo esa “placentera y misteriosa sensación”.

“Los fans de los orgasmos hemos esperado mucho tiempo para el estreno de la secuela”, explica un fan de la saga. “¡Que se estrene ya que no aguanto más!”, insiste.

Miles de españoles vieron dinero por primera vez durante el estreno de El Lobo de Wall Street hace dos años y piden a Martin Scorsese que haga una segunda parte a fin de terminar de entender para qué sirve.