Más de 46 millones de españoles, un 99,99% de la población, están en riesgo de exclusión social severa con unos ingresos inferiores a los mil millones de euros al mes, según los parámetros del índice europeo AROPE.

El informe, difundido por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), confirma que la mayor parte de la ciudadanía española no participa en ninguna regata de vela por falta de medios, no puede permitirse una semana de vacaciones en su isla privada y no cambia de coche una vez al mes al no disponer de recursos económicos para ello. “Algunos ni siquiera poseen acciones del BBVA”, agrega el estudio.

En conferencia de prensa, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reconocido esta mañana que la precariedad salarial de los últimos años ha hecho que “tener un trabajo no garantice cobrar 100 millones de euros”. También ha señalado “el aumento preocupante de personas que disponen de un único empleado doméstico”.

“Es una realidad a la que no debemos dar la espalda”, insiste la EAPN, que pide la solidaridad de “los clubes de vela, equitación, vuelo a motor, sociedades gastronómicas y lobbies de influencia” para que acojan a parte de estas personas afectadas por la precariedad. “Un español sin carné de socio es una persona condenada a la exclusión y sin posibilidad de recuperar su estatus social”, recuerda la entidad.