Miles de usuarios rechazados en la aplicación de citas Tinder han empezado a aparecer en Wallapop. Los consumidores de la aplicación de compra venta de productos de segunda mano han alertado enseguida de la presencia de numerosas fotos de solteros poco agraciados acompañadas de frases de Paulo Coelho en busca de compañía. “Me quería comprar una cámara y me salió la foto de un tío de Cuenca enseñando los pectorales”, explica un usuario de Wallapop todavía con el susto en el cuerpo.

Los responsables de la aplicación Wallapop han confirmado hoy que los perfiles de los solteros que no reciben “matches” en Tinder están siendo pasados directamente a su catálogo de objetos de segunda mano con la esperanza de que alguien muestre interés en ellos. “Los usuarios de Wallapop son menos exigentes que los de Tinder, creo que ésta es la mejor opción para darles salida como sea”, reconoce Sean Rad, uno de los creadores de la aplicación de buscar pareja. “Algunos ni siquiera son de segunda mano”, añade.

Desde la compañía norteamericana informan de que “Tinder se nos estaba llenando de gente fea y poco interesante que, a base de ser rechazada una y otra vez, se quedaba en el registro ocupando el espacio de gente atractiva que sí merece una oportunidad en el amor”. El responsable de la empresa considera que se ha tomado una buena medida y explica que “en Wallapop estarán más integrados entre ropa pasada de moda, móviles robados y muebles viejos”.

En el transcurso de las últimas horas, se ha podido saber que uno de los usuarios rechazados en Tinder ya ha hecho “match” con una tostadora de Wallapop y ahora se encuentra más feliz y a gusto que nunca. “Cuando vi su foto no me pareció mi tipo, pero al ver que me había hecho ‘like’ decidí darle una oportunidad”, asegura. “De momento vamos poco a poco, no queremos quemarnos”, ha añadido.