Según un estudio publicado por el Ayuntamiento de Madrid, un 94% de las ratas censadas eligen el metro como método de transporte favorito por encima de los autobuses urbanos o el sistema de alcantarillado. Un 82% de los encuestados encuentra en el metro la seguridad imprescindible para sus crías y cobijo frente a los elementos climáticos; el 18% restante se ha limitado a morder el micrófono.

El estudio revela que, pese al impresionante aumento de la población de ratas en este medio de transporte, su organización también crece en la misma proporción. Se estima que en 2035 estos roedores viajarán en vagones adaptados y los humanos circularán por los túneles como ratas.