Kevin Nelson, el chico más popular del instituto, pieza indispensable del equipo de baloncesto, hijo de una de las familias más ricas del pueblo, jefe del equipo de debate, posible heredero en el cargo de su padre como presidente de una multinacional y uno de las chicos más guapos del Universo, ha vuelto a retrasarse debido a su costumbre de bajar las escaleras a cámara lenta, ondeando su pelo rubio y mirando fijamente a Jessica, la jefa de las animadoras, según han informado fuentes fiables.
 
La Asociación Americana de Padres de Las Más Guapos del Instituto pide que sus hijos e hijas puedan llegar más tarde a los sitios, pues la cámara lenta y las miradas penetrantes ralentizan sus movimientos.