Defendiendo que es una visita oficial de primer orden para garantizar la estabilidad del país, el presidente de los Estados Unidos se ha reunido hoy mismo con el mes de abril, el mes de octubre y el mes de enero para discutir sus posturas económicas, según ha informado el jefe de prensa de la Casa Blanca esta mañana. La visita del mandatario es un nuevo esfuerzo por mantener una “relación fluida” con “algunas de las personas más importantes del país”, según sus palabras.

A última hora, Trump ha preguntado a sus asesores si la elección de la “playmate” tiene que pasar por el Congreso o puede designarla él a dedo.