“No todos los afroamericanos se dedican a lo que me dedico yo”. Con estas palabras criticaba hoy el ladrón de bancos Tim Mwine el racismo que sigue vigente en las películas de Hollywood y en las series de televisión, que según él ofrecen una imagen de los afroamericanos casi siempre vinculada al crimen. “Da la sensación de que, por ser negro, ya eres delincuente. Y no es verdad, yo no no nací sabiendo, he tenido que aprender y esforzarme al margen del color de mi piel”, argumenta. Mwine cumple actualmente su condena en una prisión del estado de Delaware “pero no por ser negro”, insiste indignado.