Aquàrium

«Mal servicio, raciones discretas»

★★

Dicen que el pescado más fresco de la ciudad es el del Aquàrium. Es cierto, la oferta es brutal, pero tras caminar durante más de dos horas y elegir el ejemplar que quería degustar (un pez raya adulto de dos metros), el camarero me dijo que no era posible cocinarlo. Si no está en la carta, no deberían exhibirlo. Al final, nos fuimos al zoo, donde nos trataron de manera excelente, y el camarero nos aconsejó probar el delfín.

GERÓNIMO BARTÉS


Librería infantil Gugu Gagagá

«El lugar donde se reúnen los mejores cuentacuentas»

★★★★★

Conocía el oficio de cuentacuentos, en el que señores adultos hablan de forma muy extraña para aterrorizar a los más pequeños con historias de lobos que devoran ancianas. Ahora nace la figura del cuentacuentas. Un hombre con nariz de payaso explica a los niños de manera clara las cuentas de la librería, los costes de distribución y las amortizaciones de los créditos que han pedido al banco. Un lugar para que los críos sueñen con ser gestores.

VERÓNICA CARMONA


La Casa Blanca

«Meh…»

★★★

Me acabo de mudar a este edificio porque me queda cerca del trabajo. Sin embargo, no es lo que imaginaba: la decoración de los anteriores inquilinos es muy «étnica» (ya me entendéis). El despacho, aunque luminoso, tiene forma oval y es muy difícil encontrar una piel de leopardo con forma de huevo para decorar el suelo. Al tratarse de un edificio histórico, no puedo poner mi nombre con letras luminosas, como en mi anterior edificio, y eso es un problema si tienes dificultades de orientación para encontrar tu casa, como me pasa a mí.

DONALD TRUMP


Poblado Pitufo

«La obra maestra de Ildefons Cerdà»

★★★★★

Pocos saben que el creador del Eixample también ideó la reordenación urbanística del poblado de los pitufos. Las setas donde viven se encuentran ordenadas en una cuadrícula perfecta, creando unos parques interiores donde Papá Pitufo puede ir a leer el ABC lejos de los peligros de encontrarse con Gargamel. Aunque la obra de Cerdà enfadó muchísimo al Pitufo Arquitecto, incluso el Pitufo Gruñón tuvo que admitir que el nuevo poblado era mucho más bonito que el anterior.

DIANA RECASENS


Museo de Historia Hipster

«El viajar al ciudad de años remotos es la mierda»


(Traducción automática) Yo acostumbra de entender la historia del poblado de visita de vacaciones. El interés por el tiempo pasado es extremo en mí. Acude al Museo de Historia Hipster de Barcelona para la observación del modo de vida de 2015, y la decepción me sacudió. La visita a comercios abandonados de cupcakes es el interés justo, pero al final del recorrido existe la obligación de la compra de riñonera. El guía era lleno de dudas. La pregunta de el esquina dónde depositó orín el cantante de Los Planetas obtuvo un levantamiento de hombros. No recomienda.

BRENDA WALSH

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.