Tras seis meses de investigación, Samsung ha reconocido oficialmente que lo que provocó las explosiones de algunos de sus terminales podrían ser los dos kilos de dinamita sin utilidad aparente que insertó en los Galaxy Note 7. “Casi todos los datos conducen a pensar que, con toda probabilidad, fue la dinamita lo que hizo estallar los dispositivos”, ha afirmado la compañía en un comunicado.

El gigante coreano ha querido descartar todas las posibles causas del fallo, lo que ha demorado el estudio de los datos durante tantos meses. “No quisimos precipitar conclusiones, pero el análisis es casi seguro”, ha reconocido la marca. Finalmente, los explosivos son la causa más probable de todas esas explosiones “con un 75% de posibilidades”, según la marca.

En agosto, cuando se hicieron públicos los primeros errores de diseño, la empresa atribuyó las explosiones a la pantalla o a “algún virus”. “Pero no, fue la dinamita”, se excusa la marca. Samsung también ha reconocido que desconoce la función que desempeñaba la dinamita en el diseño original de los Note 7 pero estudiará la posibilidad de reducir la cantidad de la misma a fin de evitar futuros errores similares.

“Todo este material altamente inestable puede haber entrado en combustión de alguna forma, lo que empujaría las placas de metal del dispositivo hacia afuera a una gran velocidad y con una elevación súbita de la temperatura que no estaba contemplada en un principio”, explica Samsung.

“La dinamita está ahí pero no está pensada para explotar, pondremos menos”, explica la multinacional en el texto. A partir de ahora, los móviles de la compañía incluirán sólo un kilo de nitroglicerina.

La semana pasada, algunos usuarios se quejaron de que algunos televisores de pantalla plana de la marca han secuestrado, encadenado al radiador del sótano y asesinado a algunos miembros de la familia de sus propietarios. Samsung investigará cada caso para concluir si el sociópata incluido en los televisores puede haber sido la causa principal o el error puede atribuirse a algún otro problema de diseño o incluso de software.

img_abarredo_20170123-023240_imagenes_lv_propias_abarredo_samsung_galaxy_note_7_bateria_analisis_5-kZ0C--656x293@LaVanguardia-Web

img_abarredo_20170123-023240_imagenes_lv_propias_abarredo_samsung_galaxy_note_7_bateria_analisis_4-kZ0C--656x297@LaVanguardia-Web