Acabáis de alquilar un piso y ya habéis recibido las primeras visitas. Amigos, familiares y conocidos han hecho los primeros comentarios sobre vuestro hogar pero no sabéis si están siendo totalmente sinceros. Descubre con esta guía qué quieren decir realmente.

LO QUE DIJERON: “Para vosotros está genial”.

LO QUE SIGNIFICA: “Aunque sea una pocilga, para vosotros que, sinceramente, a estas alturas pensábamos que estaríais en la cárcel, en el manicomio o muertos, es medianamente aceptable”.

LO QUE DIJERON: “Está en una zona estupenda”.

LO QUE SIGNIFICA: “Una zona estupenda, sí. Una pena que pisos como este la estropeen”.

LO QUE DIJERON: “Bueno, ¡pues ya tenéis vuestro nidito de amor!”.

LO QUE SIGNIFICA: “Nidito lo digo en sentido literal. Una paloma con cuatro ramas y un puñao de paja se hace una casa mejor que esta”.

LO QUE DIJERON: “Es muy luminosa”.

LO QUE SIGNIFICA: Este comentario es, a nivel inmobiliario, el equivalente a decir que una película tiene buena fotografía o que tu novia es muy maja.

LO QUE DIJERON: “Me recuerda mucho al primer piso que alquilamos nosotros”.

LO QUE SIGNIFICA: “Y sólo de pensar en aquella pesadilla me entran sudores fríos”.

LO QUE DIJERON: “Está muy bien comunicada”.

LO QUE SIGNIFICA: “Me siento mucho más tranquilo sabiendo que hay metro y autobús cerca, así en cualquier momento puedo alejarme lo más posible de este puto estercolero”.

LO QUE DIJERON: “La tenéis muy cuqui. Súper original”.

LO QUE SIGNIFICA: “Si alguien decorase así mi casa, me aseguraría de hacerle tanto daño que acabase suplicando que le matase y después me suicidaría”.

LO QUE DIJERON: “Y por curiosidad, ¿cuánto pagáis?”.

LO QUE SIGNIFICA: “¿En serio pagáis por esto? ¿¿En serio??”.

LO QUE DIJERON: “Pues a mí me parece una puta mierda de casa, la verdad”.

LO QUE SIGNIFICA: En este tipo de casos, es mejor tomarse el comentario en sentido literal.