Tras el veto de Donald Trump a la entrada de refugiados en Estados Unidos y su rechazo frontal a participar de los mecanismos de empatía, la canciller alemana Angela Merkel se vio obligada el pasado sábado a hacer una llamada oficial para explicarle sus obligaciones respecto a la convención de refugiados y el funcionamiento básico de los sentimientos humanos, según ha informado el gobierno alemán en un comunicado.

“La canciller lamenta que Estados Unidos impida la entrada de refugiados y de ciudadanos de ciertos países en sus fronteras así como la incapacidad de su presidente de ver en los otros seres humanos a un igual y ha intentado explicarle a Trump cómo funciona ese mecanismo común a todos los humanos del mundo”, explicó ayer Stefffen Seibert, portavoz alemán.

Como mandatario recién llegado a la política, Trump desconocía que los signatarios de la Convención de Ginebra están obligados a hacerse cargo de los refugiados de guerra por motivos humanitarios y que un humano puede llegar a sentir el dolor ajeno como propio, según ha explicado Steffen Seibert. La canciller alemana tuvo que explicarle a Trump pormenorizadamente el instinto de simpatía común al resto de personas del mundo.

“Cuando tú miras a otro humano, ves a un semejante”, insistió Merkel al político estadounidense haciéndole entender la capacidad cognitiva de percibir lo que otro humano puede sentir.

“Es una capacidad instintiva”, insistió Merkel a Trump, quien es completamente ajeno a estos procedimientos políticos y burocráticos que hacen que los humanos se protejan entre sí de forma natural.

“Participas afectivamente de lo que le ocurre a otro semejante”, intentó aclarar Alemania a Estados Unidos.

“Como el hambre, pero no es hambre, lo notas aquí”, trató de explicar Merkel viendo que Trump insistía en que no acataría las normas básicas de la civilización.

Según el portavoz alemán, Merkel aclaró que, tradicionalmente, todos los humanos poseen una destreza que se desarrolla paulatinamente a lo largo de la vida y que mejora cuanto mayor es el contacto que se tiene con la persona con la que uno empatiza. Merkel tuvo que explicar todos los protocolos varias veces porque Trump era incapaz de seguirla, según el portavoz.

Al cierre de la edición, Merkel ha llamado a Trump para explicarle la diferencia entre “Yo” y “Tú”.