En un intento desesperado para lograr que la gente deje de quejarse de sus digestiones, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) se ha visto obligada a actualizar la pirámide de los alimentos para incluir Almax en todos sus pisos. “Hemos puesto Almax aquí, aquí, aquí y también aquí”, explica Carmen Vidal, miembro del Comité de SESAL (Sociedad Española de Seguridad Alimentaria) y del Comité de Expertos de InfoAlimenta.

“Esta es vuestra dieta ahora: Almax”, ha añadido Vidal.

Es importante, según especifican estas instituciones en un informe publicado esta semana, que haya al menos una parte importante de Almax en cada plato y que cada comida se acompañe de Almax para beber.

“Así estaréis bien y no os sentarán mal las cosas”, insisten los expertos en nutrición.

Los nutricionistas aconsejan a los ciudadanos que crean que padecen algún tipo de intolerancia a cualquier tipo de alimento que retiren ese alimento de la dieta y lo sustituyan por más Almax. “El Almax es la base y todo lo demás se debe ingerir ocasionalmente y con moderación”, insisten los expertos.

Los nutricionistas también aconsejan acompañar “cualquier movimiento que suponga abrir la boca, aunque no sea para comer” de una toma de Omeprazol a fin de proteger el estómago.