El Ministerio del Interior ha decidido simplificar este año los Documentos Nacionales de Identidad y, para ello, sustituirá los apellidos complejos, difíciles de pronunciar y, en definitiva, “raros”, por el término genérico “Nosequé”.

La nueva medida pretende poner las cosas fáciles tanto a las autoridades y empleados de la Administración pública como a los propios ciudadanos, que muchas veces tienen dificultades para deletrear sus apellidos y lograr que la gente los escriba correctamente.

“Nosequé es un genérico muy fácil de entender y, sin menospreciar la belleza de los apellidos curiosos y poco frecuentes, a efectos prácticos conviene promover las medidas que agilicen los trámites en vez de complicarlos”, argumentaba hoy el ministro Juan Ignacio Zoido. Él mismo ha mostrado a los periodistas su nuevo DNI, en el que puede leerse “Juan Ignacio Nosequé”.

Horas después de presentarse la medida, fuentes de la Generalitat de Cataluña han adelantado que no tolerarán que el presidente de esta comunidad sea conocido como “Carles Nosequé Nosecuántos”, tal y como se ha informado mediante un comunicado interno.