Las bajas temperaturas están obligando a todos los españoles a comentar constantemente las bajas temperaturas. La ola de frío siberiana que sufre la península provoca desde esta mañana desastrosas consecuencias sociales en forma de conversaciones repetitivas entre absolutamente todos los habitantes del territorio nacional.

“Estoy harto de comentar que hace frío, ojalá suban las temperaturas pronto porque no quiero seguir hablando de esto, hace mucho frío”, comentaba en Vigo uno de los afectados.

“Muchos españoles tratan de resistirse, pero nada más encontrarse con otros españoles sienten la obligación de comentar el frío que hace”, informa Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología. “Esta era una de las consecuencias más temidas de la ola de frío”, añade. La situación tiene sus puntos positivos, ya que puede haber españoles que, a pesar de sentir frío, no sean conscientes de que hace frío, por lo que es importante que otros españoles les avisen para que se abriguen y no se mueran.

A estas horas, se calcula que ya todos los españoles se han informado mutuamente de que hace frío pero no se descarta que más españoles sigan informando a otros españoles, que ya saben que hace frío, de que hace frío. “Todos los españoles han compartido ya la información de que hace frío, pero bueno, la verdad es que hace mucho frío”, asegura Casals mientras se frota las manos y resopla.

En la Agencia Estatal de Meteorología también han detectado numerosos casos de españoles que en verano se quejaban de que hacía mucho calor y deseaban que viniera el frío que se quejan ahora de que hace frío mientras desean que venga el calor. “Está gente suele acompañar la información de que hace frío con el deseo manifiesto de que deje de hacerlo”, informan desde la agencia.