Con los ojos inyectados en sangre y rodeados de varios termos de café bien cargado, los responsables de la Asociación Española de Insomnes han comparecido hoy de buena mañana para exponer los resultados de su estudio sobre el número de ovejas que saltan la valla.

“Son 32.500 ovejas en total según nuestros cálculos”, ha confirmado su portavoz, visiblemente agotado. Los insomnes aseguran que la investigación se ha sometido a numerosas comprobaciones. Concretamente, una comprobación por persona y por día. “Ahora mismo, mentalmente, las estamos volviendo a contar desde cero. Una, dos, tres, cuatro ovejas, cinco, seis ovejas…”, ha declarado el portavoz mirando al techo y sin ocultar el temblor de sus manos.

Aunque la entidad se declara satisfecha por haber determinado el número de ovejas que saltan la valla una y otra vez, literalmente sin descanso, el fin de la investigación no ha logrado culminar el objetivo principal de los insomnes. “Necesitamos contar otra cosa ahora. Bueno, en realidad lo que necesitamos es dormir. Queremos dormir porque esto es un infierno”, ha reconocido otro integrante de la asociación.

El próximo proyecto de la Asociación Española de Insomnes es contar insomnes, pues se ha detectado un incremento de los mismos en los últimos años. Los cálculos empezarán esta misma tarde en cuanto los insomnes en cuestión reúnan fuerzas para saltar la valla.