“Solo en casa” (“Home Alone”), la conocida serie de películas que narra las peripecias de un niño al que su familia abandona por error en casa, tendrá una nueva entrega aunque se hará esperar. La franquicia, que arrasó en la década de los noventa y se creía agotada, recurrirá de nuevo al actor Macaulay Culkin cuando éste tenga 85 años y pueda interpretar el papel de un anciano abandonado a su suerte en casa, sin el apoyo familiar.

“Los niños que llenaron los cines para ver ‘Solo en casa’ serán ancianos con el mismo afán de sentirse identificados con Culkin”, explican desde la productora Hughes Entertainment, que no oculta haberse inspirado en “Amor”, la película de Michael Haneke que retrata el proceso de decadencia física de una pareja.

Aunque el guión no está terminado “porque prisa tampoco hay”, sí ha trascendido que el argumento de “Solo en casa 6” será similar al de las anteriores partes excepto en un detalle: el protagonista (Macaulay Culkin) sufre los primeros síntomas de la senilidad y piensa que su familia va a volver en cualquier momento “pese a que están todos muertos”. Esta vez, además, los antagonistas no son unos ladrones de poca monta sino los bancos, que querrán desahuciar al protagonista pese a que éste intentará evitarlo, a veces inconscientemente, de las formas más inverosímiles.

Culkin, que este año cumplirá 37 años, ha manifestado “estar deseoso de comenzar el rodaje”, previsto para el otoño de 2064, y se siente “más que preparado para ponerme en la piel de una persona solitaria que no es otra cosa que una tenue sombra de lo que fue”.