El programa Crónicas Marcianas presentado por Javier Sardá ha logrado mandar al futuro a uno de sus colaboradores, Javier Cárdenas, quien ha aceptado el reto de entrevistarse a sí mismo en la sección “Frikis del futuro”. El reportero ha viajado desde 2002 hasta 2017 y ha logrado localizar a su yo del futuro, con quien se ha reunido en el plató del programa Hora Punta de Televisión Española.

El encuentro del Javier Cárdenas del pasado con el del presente ha sido tenso. El Cárdenas de 2017 ha asegurado que él no tiene el perfil de entrevistado que suele buscar el Cárdenas de 2002, pese a que éste ha insistido en discrepar e incluso le ha pedido que mostrara sus bíceps a cámara.

Algunos testimonios del encuentro aseguran que el Cárdenas actual ha amenazado a su yo del pasado con “arruinarle la carrera” llamando a su jefe -el Javier Sardá de 2002- para pedirle que lo despidiera.

“¿Me podrías cantar algo de tu disco Siéntelo?”, ha preguntado el colaborador de Sardá justo antes de recibir un puñetazo de su yo del futuro y regresar a su tiempo con un récord de audiencia que nunca más volverá a alcanzarse en Telecinco.

El Cárdenas de 2017 considera que se ha dado a sí mismo una lección y se remite a sus éxitos actuales para demostrar que se puso en su sitio.