“Me gustaría pedir perdón a nuestros seguidores por irme, pero tengo que hacer lo que me marca el corazón. Dejo el grupo porque quiero una vida normal. Quiero relajarme y tener algo de vida privada”, ha manifestado Baltasar a través de un comunicado, difundido hoy en Facebook y Twitter. El grupo, formado ahora por Melchor y Gaspar, planea seguir sin él en el futuro. “Los últimos años han sido maravillosos. Hemos estado juntos y nosotros siempre seremos amigos”, aclara.

El pasado fin de semana, Baltasar decidió concluir la gira en la que actualmente se encuentra la banda después de que surgieran rumores de que había engañado a su novia, Perrie Edwards. Tras ventilar su rabia en su cuenta de Twitter (donde escribió “hay un montón de cabrones celosos en este mundo”), el rey mago regresó a Oriente alegando haber sufrido un ataque de estrés.

Enseguida, los rumores de su partida definitiva empezaron a circular por la web, e incluso Melchor bromeó en su perfil de Twitter sobre la situación. El mayor del grupo publicó una foto en la que tapaba la cara de Baltasar en un póster y escribió: “Aclarando esta situación. Perdón por las risas, chicos”.

Según fuentes cercanas a los Magos de Oriente, Baltasar abandona el grupo debido a su desacuerdo con la política de entregar carbón a los niños que se portan mal. “Es injusto exigir un compromiso ético a personas incapaces de discernir entre fantasía y realidad”, afirmaba uno de sus pajes en unas recientes declaraciones en las que aseguraba que Baltasar estaría planeando iniciar una carrera en solitario bajo el nombre de Papá Royal.

Su propósito sería entregar los regalos el 3 de enero a todos los niños a partir de 2018, independientemente de su comportamiento a lo largo del año. “No somos jueces”, concluía el colaborador del ex rey mago.