La cola de la Sagrada Familia

«Es la mejor cola que he visto, lo malo es que al final te hacen ver una iglesia»

★★★★

Situada alrededor del famoso monumento, la cola de la Sagrada Familia se caracteriza por sus delicadas filigranas modernistas. Tiene unas preciosas vistas al McDonald’s y puedes disfrutar en ella de la compañía de personas de todo el mundo que comparten sus costumbres como pisarte o robarte el móvil. Al final de la cola te cobran y te obligan a visitar una iglesia.

ENRIQUE MATAS


Javier “El Shirlas” Ruipérez

«Robo a mano armada»

Leí en la guía turística que uno de los destinos obligatorios de Barcelona es ‘el Shirlas’. Nosotros no pensábamos visitarlo, la verdad, pero mi pareja y yo nos despistamos mientras callejeábamos por el barrio chino y acabamos situados delante de él. Sinceramente, la experiencia nos pareció un auténtico atraco. Nos molestó un poco el trato recibido, literalmente propio de delincuentes. Salimos de allí diciendo «Joder, vaya robo». No puedo recomendarlo.

CRISTINA CAMPILLO

 


Cristianismo

«Esperaba más»

★★

Tras probar el veganismo sin éxito, decidí intentarlo con una religión más nuestra y tradicional de aquí. Tristemente, salí muy desencantado. Los personajes son reiterativos y poco creíbles, los bancos de las iglesias son muy incómodos y las oraciones no tienen interés. Si quieren mantenerse en lo más alto necesitan nuevas tramas y galletas más ricas. Es bonito, pero poco más.

ANTONIO PACÚRREZ

 


Hospital de Sant Pau

«Merece la pena ir aunque no te estés muriendo»

★★★★

Durante mi visita a Barcelona, mi madre fue trasladada en ambulancia a las urgencias de este hospital. En cuanto los enfermeros acabaron con el desfibrilador, observé la imponente cruz, me pareció preciosa. El estilo modernista del edificio es asombroso y ni los vómitos de sangre ni los gritos suplicando misericordia de mi madre empañaron mi visita. A pesar de certificar la hora de la muerte a las 22:13, los enfermeros me dejaron quedarme una hora más. Muy profesionales.

ERNESTO CARABELLA

 


Metro de Barcelona

«Muy lento por favor quiero salir»

★★★

(Traducción automática) Yo siguiendo en Barcelona muchos meses intentando volver hogar. Encuentra vuelo barato y yo acude a persona para pregunta direcciones al aeropuerto, él indica estación de metro Sants. Yo subo a metro. Oh sagrada vaca, ¡que el joder! Metro Barcelona no desplaza bajo la tierra sino al aire. 10 horas y aún el aeropuerto desaparecido, el vuelo está echado de menos y yo le pregunto a la persona del asiento cercano y dice que todavía en Barrio Badajoz, Comunidad de Extremadura.

BRENDA WALSH
 

 

El Mundo Today publica cada viernes en la revista OnBarcelona de El Periódico una selección de las reseñas que la capital catalana recibe en internet.